Falmec

Del marcado láser a la excelencia estética

Especializada en diseño y fabricación de campanas extractoras

Falmec ha adquirido recientemente un nuevo sistema de marcado que le permite satisfacer requisitos de calidad cada vez más exigentes, en forma precisa, flexible y rápida

Parte integrante de cualquier cocina moderna, la campana extractora ha sufrido en estos últimos años una continua evolución, no sólo en términos de diseño y estética, sino también desde el punto de vista funcional, permitiendo que puedan ser ya equiparadas al resto de los electrodomésticos que hay en una vivienda. Falmec desempeña también un papel protagonista en este ámbito, especializada en el diseño y la producción de una amplia gama de campanas extractoras. Actividad desarrollada desde 1981, con una modalidad que afecta a todo el ciclo de desarrollo de producto. Proceso que comprende también la fase de marcado, para la cual la compañía ha decidido adoptar un sistema láser realizado por Lasit y distribuido por Betto Macchine de Rubano (Padua).
«La decisión de adquirir la nueva máquina –explica Gianmaria Daniotti, responsable de la oficina de industrialización de prototipos en Falmec– fue dictada por la necesidad de satisfacer los requisitos de calidad cada vez más exigentes, además de por la necesidad de poder optimizar los tiempos de ejecución, así como ampliar los materiales elaborables»

¿ESTÁ INTERESADO EN UN SISTEMA SIMILAR?

¡Solicite un presupuesto sin compromiso!

Máxima perfección y velocidad de grabado

Excelente calidad estética del marcado, velocidad de configuración y ejecutiva, posibilidad de trabajar no sólo en acero inoxidable (barnizados, bruñidos, etc.) sino también sobre otros materiales como plásticos y resinas. Estos son los puntos fuertes más apreciados del Lasit Powermark Fiberfly, sistema de marcado láser elegido por Falmec para sus productos manufacturados.
«Respecto a otras técnicas de marcado –subraya Daniotti– como la tampografía o la serigrafia en bastidor, con esta máquina podemos trabajar también cada pieza individualmente, con una velocidad incomparable. También desde el punto de vista de la calidad, respecto a un sistema de marcado por puntos, el rendimiento estético permite la máxima libertad de personalización sin tener que preocuparse de la complejidad del diseño o de lo que debemos procesar».
Sistema abierto por tres lados, con cierre telescópico de la zona de marcado para garantizar la total seguridad del operario, la instalación está dotada de un eje Z de 300 mm con guías de bolas, tornillos sin fin y motores con encoder, capaces de garantizar una elevada precisión y fiabilidad. El marcador láser utiliza la más innovadora tecnología de fibra óptica activa dopada con Iterbio y se postula como la solución láser ideal para el marcado de precisión. Una tecnología, la de la fibra, que marcó un importante hito en la generación del haz láser: de las nuevas fuentes se ha eliminado una miríada de componentes ópticos y mecánicos, intrínsecamente causa de fallos e inestabilidad, y se han sustituido por una sola bobina de fibra óptica activa.
Medidas que permiten hoy en día una duración superior a 100.000 horas de marcado gracias al uso de diodos de emisor simple y a la construcción completamente integrada de la parte óptica.
En Lasit, para garantizar una mayor protección contra sobretensiones o microinterrupciones de la red, se ha diseñado también un sistema de filtración de perturbaciones y, en cada marcador FiberFly producido se comprobará la eficacia real con un generador de perturbaciones. Además, un tubo flexible de acero inoxidable protege y guía los cables de conexión además de a la fibra óptica, a su vez protegida por una coraza de acero.
Este tubo de 25 mm de diámetro reduce al mínimo la posibilidad de una rotura accidental de la fibra y crea una protección adicional contra las interferencias electromagnéticas y las descargas electrostáticas. Las marcas realizadas con la máquina marcadora láser fibra FiberFly resultan de este modo precisas, indelebles y con un impacto ambiental nulo.
«El proceso –continúa Daniotti– se efectúa mediante una carga manual en tiempo enmascarado, pieza por pieza, con un ciclo que, según la complejidad del marcado, está comprendido entre 60 y 180 segundos. Con la máxima libertad de gestión del claroscuro, desde los bordes del logo hasta los símbolos del teclado de control digital de la campana».
Para favorecer la sencillez e inmediatez en el uso del sistema de marcado están los software FlyControl y FlyCad, ambos desarrollados internamente por la misma Lasit. Realizado en entorno Windows, FlyCad adopta el concepto Wysiwyg (What You See is what you get - lo que ves es lo que obtienes) y permite incorporar en un único archivo .dwg toda la información necesaria para el grabado por láser (potencia, frecuencia, etc.), sea cual sea la combinación de texto TrueType, número de serie, código de barra, Datamatrix junto a los comandos para usar y a la gestión de posibles ejes de movilización.

De la campana extractora al sistema filtrante

La innovación para Falmec significa dar a las campanas domésticas una funcionalidad adicional, además de diseño y una eficiencia energética cada vez más elevada.
«El principal desafío –agrega el propio Daniotti– se orienta no sólo hacia la investigación del diseño, sino también hacia sistemas cada vez más silenciosos, capaces de mejorar el aire y la salubridad de todo el ambiente en que se han colocado».
Una intensa actividad de investigación y desarrollo que se traduce en una amplia gama de campanas, entre ellas las pertenecientes a las series NRS (Noise Reduction System) y E.Ion.
«NRS es un sistema desarrollado en colaboración con laboratorios especializados en el campo de la fluidodinámica –explica Daniotti– que ha permitido realizar una colección de modelos increíblemente silenciosos, con notables beneficios para la calidad de la vida en la cocina».
Esta tecnología permite cocinar, trabajar, hablar, escuchar música sin el ruido típico de la campana, manteniendo los rendimientos más elevados de aspiración.
E.Ion identifica por su parte una tecnología exclusiva que permite a la campana recrear en el ambiente de la cocina, mediante la ionización bipolar controlada, los iones atmosféricos que no sólo eliminan de forma natural los olores desagradables, sino que además restablecen el equilibrio iónico óptimo, con un notable provecho para el bienestar psico-físico.
Tecnología, esta última, adoptada también por una nueva gama de intercambiadores de calor (serie Brío) recientemente presentados al mercado junto con la nueva serie de purificadores domésticos (serie Bellaria).
«También estos productos –concluye Daniotti– obtendrán provecho de la flexibilidad del sistema de marcado láser Lasit, ya parte integrante de nuestro proceso».

LLÁMEME

Deje su número aquí y lo llamaremos AHORA MISMO!

¿QUIERES SABER MÁS?

¡Complete el formulario para obtener más información!

SUBIR