Marcado láser sobre metales

El metal es, sin duda, el material sobre el cual el láser obtiene el mejor efecto, y sobre el cual es más sencillo obtener resultados diversificados.

La mejor y más innovadora tecnología láser para el marcado làser de metales es la fuente de fibra, ideal para el marcado làser de precisión, el micromaquinado y el corte de cualquier tipo de metal o aleación, metales lacados y metales con tratamientos superficiales (por ejemplo aluminio anodizado).

Es utilizada tanto en la versión estándar como en la versión MOPA, o con impulso variable, el cual permite obtener notables ventajas en términos de versatilidad y calidad.

El láser es capaz de satisfacer las necesidades de calidad del sector Automoción, aquellas de productividad de la Oleodinámica, aquellas estéticas del sector del Electrodoméstico y de seguridad de la industria Médica.

Los procesos aplicables a los metales son diferentes, en concreto: marcado làser superficial, grabado làser profundo recocido.

Marcado làser superficial

Con este proceso, se realizan marcados làser de pocos milímetros de profundidad. En el haz del láser converge menos energía respecto al grabado làser  y, debiendo incidir menos en profundidad, la operación es más rápida.

Una vez en contacto con el material, el marcado lo disuelve superficialmente modificando la rugosidad.

Grabado làser profundo

Mientras el marcado crea surcos, en el grabado el láser es tan potente que vaporiza el material en pocos milisegundos creando las marcas permanentes del marcado.  Trabajando más en profundidad, el grabado tiene un grado de resistencia mayor, y por tanto recomendada cuando el componente sufre estrés posproceso (como el arenado para moldeados).

Recocido

Con el recocido el marcado oxida la superficie de los metales calentándolos de forma local. La capa de óxido normalmente es negra, pero su tono depende de la temperatura de la capa calentada: en el ennegrecimiento, la superficie del material se mantiene uniforme porque el marcado no supone una eliminación, sino solo el calentamiento de la zona: el color alcanza por lo general una profundidad comprendida entre los 20 y los 30 µm.

Descargue el folleto detallado

Descubre más

Al enviar este formulario aceptas el nuestro Privacy/Policy